Si trabajo en un centro asistencial, ¿por qué debería hacer este máster universitario? - Máster Universitario en Investigación en Cuidados de la Salud
888
post-template-default,single,single-post,postid-888,single-format-standard,bridge-core-2.3.6,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-22.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive
 

Si trabajo en un centro asistencial, ¿por qué debería hacer este máster universitario?

¿Pero eso lo hace una enfermera? ¿Pero para qué quiere saber eso una enfermera? Por desgracia, tuve que escuchar esas preguntas y otras muy parecidas desde el 2007 cuando, aún trabajando en el hospital, empecé a interesarme por protocolos de tratamientos internacionales o buscar información sobre qué decía la evidencia científica sobre algún procedimiento o patología nueva a la que me enfrentaba. Parece mentira que en el 2021, aunque cada vez menos, aún sigan haciéndoles estas preguntas a enfermeras, podólogos, fisioterapeutas o en general, a profesionales de la salud, que trabajan en su rama asistencial.

 

En mi caso, debo reconocer que al principio me hicieron dudar. Me planteé si realmente necesitaba seguir estudiando para entender el lenguaje que utilizan los artículos científicos, y si merecía la pena ese esfuerzo para aprender a recoger datos y llevarlos a Congresos (bueno, esfuerzo y dinero, que para ir a los congresos nos teníamos que pagar la inscripción, alojamiento, etc). Por suerte, estuve rodeada de profesionales y familia que me empujaron a seguir. Hoy, 14 años después, estoy convencida que no solo podemos, sino que debemos saber hacerlo.

 

Saber investigar es importante no solo para poder investigar, si así se decide, sino para poder entender lo que otros investigan y saber si puedo aplicarlo en mi día a día. Aunque todas las publicaciones en medios científicos han pasado unos estándares de calidad, es imprescindible saber identificar los que tienen una metodología más adecuada según el objetivo que tuvieran, o los que tenían un tamaño muestral adecuado que les permita que sus datos tengan una potencia estadística correcta. O lo que es lo mismo, poder identificar aquellos cuyos datos sí son extrapolables a la población (y por tanto, quizás, a los pacientes con los que yo trabaje) o son el primer paso para poder seguir trabajando y en un futuro, esperemos, llegar a esos datos que se puedan generalizar.

 

No podemos negar que en la “vieja escuela” no se llevaba mucho lo que ahora conocemos como formación continua. Una vez se acababa la carrera y conseguías estabilizarte en algún servicio asistencial, aprendías con los años la técnica que mejor resultado te daba “a ti” y a tus compañeros y compañeras. La diferencia entre que tus decisiones se basen en la experiencia de las personas que te rodean, o en lo que el método científico a demostrado que funciona, básicamente se resume en que la probabilidad de acertar aumentará si optas por la opción b.

 

Estudiar el Máster de Investigación en Cuidados de Salud de la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología de la UCM será tu primer paso para abrir la mente, aprender con tus iguales y darte cuenta que solo con levantar la cabeza y mirar más allá, tu labor asistencial puede ser mucho mejor, porque, al fin y al cabo, todos trabajamos para que los pacientes reciban los mejores cuidados y técnicas que les hagan recuperar su vida independiente, lo antes posible.

 

Fdo. Dra. Lara Sánchez Barroso

         Coordinadora del Máster de Investigación en Cuidados de Salud

Silvia
info@silviasilvacomunicacion.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies